Una azafata de vuelo recibió una misteriosa numeración del “fantasma” de un pasajero