Stephen King: los fantasmas que cimentaron la carrera del escritor