Once días de secuestro a un empresario español