50 años casados, de la mano: ni un hospital impide la celebración de sus bodas de oro