“Paco Sanz siente el gusto por el engaño”