El drama de Lidia y Santi: desahuciados con sus cuatro hijos menores