Lejos de asustarse… ¡salen con un bate y una barra de hierro tras los atracadores!