“Pasara lo que pasara, no me volvía sin ella”: el amor de Jimena y Sasha puede con todo