Cabify mira hacia los taxistas como autores del incendio de sus coches