La seguridad del aeropuerto del Prat, acusada de acosar a los mendigos