El triple desde su casa de Nando De Colo para decir a Estados Unidos que Francia quiere este partido