Los padres también deben asumirlo