El necesario mensaje de Lucas y Mateo, hermanos transexuales, a los niños: "No os sintáis raros"