La difícil infancia de Enrique San Francisco: “No conocí a mi padre hasta los 17 años”