Castle tiene unas extrañas visiones de su secuestro en Los Ángeles