El exnovio, principal sospechoso del caso