Primeras incoherencias en el escenario del crimen