¿Una charla mortal?