"Javi sólo quiere el bien para nosotros", cuenta uno de sus alumnos