Se partió la cara por el kickboxing y ahora se la arregla en el quirófano