“Es muy duro que tus hijos te pidan pan y leche y tu no tengas nada que darles”