Tras 26.000 € gastados en cirugía, todavía no le gustan sus pómulos