Callejeros nos invita a una 'Boda japonesa'