La noche, fría y plagada de insectos