La playa de Paradise es una fiesta continua