'Ay si te pillo', el ritmo de la moda