Un poco de inflación, por favor