Mónica Cruz, toda una líder de la manada