Hablamos con tres niñas convertidas al judaísmo: "No es bueno recordar"