El menú de Sergio: un homenaje a Aranjuez con exceso de ingredientes