Miguel ha perdido la visión de un ojo tras una agresión homófoba: “Me llamaron maricón de mierda y empezaron a pegarme”