Máxima tensión en la estación de Sants entre manifestantes y viajeros que no podían acceder: "Quiero poder llegar a mi casa"