Risto no tiene piedad con el portavoz de los maquinistas de Renfe: "¡Hacéis prácticas deleznables, es inhumano!"