Juan Carlos I, en 1992: "Es importante que un rey pague impuestos. No por ser rey, sino por ser español"