Cómo el Pequeño Nicolás se ganó la confianza del Ministro de Interior: "Sabía a qué Iglesia iba y se ponía en la misma fila a comulgar todos los días"