La huelga del fútbol femenino sigue firme y con objetivos muy claros