Los ataúdes más vendidos cuestan entre 300 y 600€