Silvia Abril, harta de peinar a famosos