Noche de cañas, confesiones prohibidas y visitas del más allá en el convento