Cañas, tapas y Betis