La demolición de un silo en Dinamarca roza la tragedia