Del solazo a la nieve en pocas horas