Instagram, atacada con fotos de frutas