Los vecinos de Orihuela (Alicante), desesperados por el hedor del río Segura