Varios jóvenes burlan las medidas de seguridad y escalan la Sagrada Familia