Un gato huye como puede del acoso y ataque… ¡de un ratón!