"Estamos aquí para ellos": la solidaria idea de la policía tras la masacre de Florida