Un niño se salva de la picadura de la araña más mortífera del mundo