Los municipios madrileños refuerzan la seguridad de sus fiestas patronales debido a los últimos altercados