La mujer del parricida de Getafe dice que no es violencia de género